17

10 formas de caer bien a cualquiera inmediatamente

Comparte:Share on Facebook9Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest2Email this to someone

 

muñecos que se ríen

Recuerdo que en 2009, cuando aún estaba estudiando la carrera de Ciencias Ambientales, solicité unas prácticas remuneradas (sí, ¡prácticas remuneradas!) en la empresa Aguas de Murcia.

Aguas de Murcia (actualmente se llama Emuasa) es la empresa encargada de la gestión y mantenimiento de infraestructuras relacionadas con el agua potable del municipio de Murcia.

Mi trabajo, en caso de ser aceptado, consistiría en ayudar a redactar unos informes técnicos y sanitarios, de la distribución de agua potable, para un periodo concreto.

¿Aburrido? No para un ambientólogo.

Aunque lo más atractivo era que cobraría unos 600 euros al mes durante los 6 meses que durarían las prácticas.

Estamos hablando de 2009, con la crisis ya encima, donde las prácticas en empresa para universitarios eran, en un 90% de los casos, sin cobrar un miserable céntimo.

El caso es que yo quería conseguir ese puesto. Un puesto, como ya te puedes imaginar, con muchos candidatos.

Iba a ser mi primera entrevista de trabajo. Para ser más correctos “entrevista de prácticas en empresa”.

Yo estaba más tranquilo de lo que cabía esperar.

Llegué a las oficinas de Aguas de Murcia puntualmente, y delante de mí había otras 2 chicas esperando a ser entrevistadas antes que yo.

Las entrevistas no duraban mucho, unos 15 minutos, así que pronto llegó mi turno.

Cuando entré, me sorprendió ver a unas 10 personas en una sala no muy grande, con carpetas, y con pinta de tener muchas preguntas que hacerme. Eran todos los que formarían parte del equipo de trabajo al que yo me uniría si conseguía uno de los 3 puestos de becario que había disponibles.

Me hicieron algunas preguntas sobre mi formación, mi disponibilidad, mis conocimientos, mis motivaciones… todo bastante previsible.

Mi nivel de nerviosismo aumentaba. Yo respondía. Respondía de la manera que creía que aumentaría mis opciones de conseguir el puesto…

Pero hubo ciertos aspectos que no tuve en cuenta…

 

Por qué es importante caer bien

Todos los entrevistadores llevaban varias horas recibiendo candidatos, se les notaba el cansancio en la cara. Estaban muy cansados.

Todos los candidatos teníamos el mismo perfil:

  • Estudiantes de más o menos las mismas carreras, con la misma experiencia, las mismas asignaturas…

Todo era, para ellos, muy aburrido. Y yo solo era un candidato más.

house aburrido

A ver, cuéntame algo que no sepa.

 

¿Como marcar la diferencia entonces?

En la mayoría de los casos escogemos a unas personas y no a otras (tanto en la vida personal como profesional) por la afinidad y cercanía que sentimos hacia ellas, y no por lo buenos que son, al menos en condiciones de preparación más o menos iguales.

Si no te lo crees, imagínate a ti mismo haciendo la siguiente entrevista de trabajo, esta vez desde el puesto del jefe:

Aparecen dos candidatas para ser tu secretaria, con un currículum prácticamente idéntico, pero una es muy guapa y a la otra hay que mirarla con gafas de protección para que no dañe la vista, ¿A cuál escoges? Sé sincero no trates de quedar bien. Lógicamente también tendrás que tener en cuenta el feeling que te transmita cada una, pero la apariencia importa.

¿Discriminación? Puede que sí. El mundo es injusto, pero cada uno debe aprender a aprovechar las cartas con las que le la ha tocado jugar.

Sin ser tan extremista como en el caso anterior, hay otras cosas que sí que podemos hacer para ganar puntos, sea cual sea el ámbito en el que queramos que los demás nos vean con mejores ojos. Hay ciertas pautas que podemos seguir para caer mejor.

 

Céntrate más en la otra persona que en ti mismo

Si quieres causar una buena impresión, debes darte cuenta de cómo se encuentra la otra persona en ese momento.

Ver si esta animada, cansada, enfadada, nerviosa, triste…

Lo que yo debería haber hecho durante la entrevista es haber identificado cuál era el estado de ánimo de los entrevistadores y haber empatizado algo más con ellos.

Y era bastante evidente.

Estaban aburridos como ostras.

Hubiera estado bien ponerme en su lugar y tratar de averiguar lo que a mí me gustaría encontrarme si yo estuviera toda la mañana, recibiendo a un montón de alumnos que no paran de contarme historias parecidas una y otra vez (y no solo de esa mañana, si no que llevaban varios días de entravistas).

Probablemente me gustaría encontrar:

  • Una persona simpática
  • Extrovertida, habladora, que me animase la mañana
  • Que entrase a la entrevista con una sonrisa
  • Que se preocupara por cómo llevamos la mañana
Justin bieber simpático

Alguien como yo

Alguien que quizá hubiera reunido muchas de las siguientes condiciones:

 

10 maneras de caer bien a las personas

1. Interésate genuinamente por los demás

Esta es la primera premisa de mi libro de autoayuda favorito, “Cómo hacer amigos e influir en las personas” de Dale Carnegie, que a pesar de haberse escrito en 1936, las premisas que son útiles para llevarnos bien con los demás siguen siendo las mismas ahora que entonces.

Una de las verdades más grandes que existen es que la gente va “a su bola” y no se fija apenas en los demás. Se preocupan mucho más por sus propios problemas. Tiene lógica. Y por tanto podemos favorecer el que nos vean con buenos ojos, simplemente mostrando interés por las inquietudes de los demás. Eso sí, no finjas interés, que eso “canta” mucho. Si te lo propones, seguro que encuentras algo de la otra persona que de verdad te interese.

 

2. No compitas con los demás, sé tu mismo

No tienes que ser superior a nadie para caer bien. Tienes que ser “majo”. Ya está. Te pueden caer bien muchas personas, no es algo excluyente, no te compares con los demás, solo trata de hacer las cosas de manera que creas adecuada.

 

3. Estudia a tu interlocutor para establecer puentes comunes

Todos y cada uno de nosotros somos distintos. Entonces, si somos distintos, ¿no parece de lógica tratar a cada uno de una manera diferente?

Incluso las mismas personas cambian según las circunstancias. Seguro que conoces a algunas personas que suelen ser simpáticas, pero que cuando se juntan con determinadas compañías se vuelven un poco… retrasados.

Si no le hablas de la misma manera a una señora de 80 años que a un chaval de 15, quizá deberías afinar más el filtro y tratar a cada uno de tus amigos de la manera más adecuada.

Por supuesto, con el máximo respeto a todo el mundo.

 

4. La imagen es importante

Como he dicho más arriba con lo de la entrevista a tu secretaria, aunque sea discriminatorio e injusto, el hecho de tener buena presencia ayuda a que los demás quieran nuestra compañía. Así funcionamos, nos guste o no. Sea justo o no. Y es importante saberlo.

Personalmente no creo que debamos obsesionarnos con nuestra apariencia física, pero no está de más sacarnos el máximo partido que podamos.

 

5. Llama a las personas por su nombre

Para cada uno de nosotros, nuestro nombre es la palabra más maravillosa del universo.

¿Verdad que te pones contento cuando alguien que consideras importante te llama por tu nombre? Piensas “Ohh este tipo importante me conoce”.

Pues eso pasa con todos en mayor o menor medida.

justin bieber es importante

Soy importante. Aparezco dos veces seguidas en EstoyDeAcuerdo.net

 

6. No juzgues

¿Alguna vez has dejado de contarle algo importante para ti a algún amigo porque piensas que lo va a ver con malos ojos?

Y no me refiero a que quieras evitar una bronca porque hayas hecho algo mal. Es otra cosa. Es más sutil.

Si le cuentas a tu amiga que, le has sido infiel a tu novio, cosa que tú sabes que está mal, y lo primero que hace es machacarte… te sientes mal… y quizá estés más cómoda contándoselo a otra amiga que te vaya a entender mejor.

A ninguno nos gusta sentirnos juzgados, sobre todo cuando nos sentimos vulnerables. En esos casos, solo queremos cariño y un oído amigo.

Recuérdalo la próxima vez que alguien te cuente alguna travesura.

 

7. Sonríe

La sonrisa hace que la otra person a baje sus defensas, te identifique inmediatamente como “amigo”, como no peligroso, eso hará que inconscientemente se cree más empatía entre los dos.

Cuando alguien se acerca a ti con una sonrisa, automáticamente esto nos genera confianza. Y según Robin Dreeke, jefe de análisis de conducta del FBI, estimula el cerebro de la misma manera que recibir 25.000 dólares.

pero qué me estás contando

Pues yo prefiero el dinero

 

8. No critiques, no te quejes

¿Cuánto nos gustará criticar? ¿Y de quejarnos ya ni te cuento?

Cuando criticamos a otras personas inconscientemente estamos levantando una barrera que nos aleja de ellas.

Y con la queja sucede lo mismo. A nadie le gusta estar con una persona que todo el tiempo está hablando mal de todo y de todos. Acabas de él o ella hasta los…

Para evitar quejarte puedes leer estos 2 buenos artículos de Míriam Martín y Álvaro López que seguro que te ayudan.

 

9. Pide las cosas con educación

Siempre di por favor y da las gracias cuando alguien haya hecho algo por ti.

  • “Es de bien nacidos ser agradecidos”

Párate a pensar lo bien que te sienta que alguien te dé las gracias cuando tú le has hecho un favor, ¿verdad que te sientes de maravilla? Con lo poco que cuesta hacerlo y lo potentes que son estas palabras. Podemos sacar mucho beneficio de ellas.

Simplemente diciendo por favor y gracias se activa en el cerebro inconsciente de la otra persona el programa “ese tío me cae bien”. Es así de sencillo.

 

10. No esperes nada de los demás

No hagas nada para caer bien si de verdad no crees que es lo que debes hacer.

Una cosa es tener educación y saber comportarse, incluso callarse en determinados momentos para evitar conflictos. Pero no debes cambiar tu personalidad ni hacer lo que no consideres correcto solo por agradar alguien en concreto.

De hecho a la larga, conseguirás el efecto contrario y además te sentirás mal contigo mismo.

 

“Pero Jose, ¡dime de una  vez si te dieron el trabajo!”

Te había dejado con el pobre Jose a medio de su entrevista de trabajo, en la que parecía que todo iba bien, pero sin embargo, tenía la sensación de que se le escapaba algo.

Salí de la entrevista contento, incluso pensé que con bastantes posibilidades de conseguir el puesto.

En ese momento pensaba que lo había hecho bien.

El director, amablemente, quedó en llamar por teléfono uno a uno a todos los candidatos, para informar tanto de si nos había elegido como si no.

 

Para mi desgracia yo no fui elegido.

 

De hecho, no fue hasta después de que me diera la mala noticia, que no me di cuenta de que la entrevista no había ido tan bien como yo pensaba.

La conclusión a la que llegué después mucho pensar, de por qué no me cogieron, fue más o menos esta:

  • Había demasiadas personas candidatas para unos pocos puestos de becario
  • Entre tantos candidatos, había muchos mejores que yo, eso seguro
  • Ni nivel de inglés era menor que el que pedían

 

De hecho cuando me paré a reflexionar, me sentí un poco estúpido por pensar que tenía posibilidades… Es como cuando te crees que eres muy bueno en algo y te presentas a un concurso y todos te machacan. ¡que bajón! Me sentó como una patada en la entrepierna.

sin trabajo y patada en la entrepierna de propina

Quieres el trabajo, ¡toma trabajo!

Pero es que además, si me fijo en el aspecto de la empatía y/feeling que pude generar:

  • Me mostré desganado
  • Desmotivado
  • Hablé poco
  • No me “vendí bien”
  • Tenía más ganas de irme que de contar las ganas que tenía de trabajar con ellos
  • Apenas me interesé por el puesto ni les hice preguntas…

Así era prácticamente imposible.

 

Conclusión

Espero que mi mala primera experiencia laboral fallida te haya servido para darte cuenta de lo importante que es tener la habilidad de caer bien a las personas.

Y de los aspectos que puedes mejorar de manera sencilla para conseguirlo:

  1. Interésate genuinamente por los demás
  2. No compitas, sé tu mismo
  3. Estudia a tu interlocutor para establecer puentes comunes
  4. Cuida tu imagen y tu aspecto
  5. Llama a las personas por su nombre
  6. No juzgues
  7. Sonríe
  8. No critiques y no te quejes
  9. Pide las cosas con educación y sé agradecido
  10. No esperes nada de los demás, no seas interesado

Para mi desgracia, en este momento sigo sin tener trabajo, y, aunque me gustaría generar un sueldo con este blog algún día, todavía me falta mucho tiempo para conseguirlo.

De momento, si no puedes darme trabajo, al menos comparte este artículo en redes sociales, nunca se sabe quién lo puede llegar a leer.


 

 

Y tú ¿qué más aspectos consideras importantes para caer bien a los demás? Me interesa tu opinión, cuéntamelo en los comentarios.

Si te gusta lo que lees en mi blog ¡SUSCRÍBETE!

Llévate gratis la "Guía Anti-conflictos" + el "Test: descubre tu personalidad".

Tendrás acceso a toda la información del blog.

100% libre de spam. Prometido.

Comparte:Share on Facebook9Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest2Email this to someone

Jose

Autor del blog EstoyDeAcuerdo.net. Ambientólogo en paro, emprendedor y blogger. Mi meta es ganarme la vida trabajando en lo que me gusta.

17 Comments

  1. ¡Buenas Jose!

    Estos consejos me recuerdan a la obra de Dale Carnegie “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas”. Concretamente, desde que leí ese libro siempre aplico dos que considero clave:
    – El mejor tema de conversación es hablar de la otra persona. Si no finges un falso interés por lo que te están contando, puedes establecer una conversación fantástica con la otra persona sin prácticamente abrir la boca. Ella o él creerá después que eres muy inteligente conversando cuando en realidad ha sido la otra persona quien ha estado hablando toda la noche.

    – No esperar nada de los demás. Existe algo de Karma en el mundo. Si empiezas a dar cosas sin esperar nada a cambio tarde o te acabará siendo recompensando tarde o temprano. Esto es una verdad como un templo.

    ¡Saludos!

    • Hola Sergio

      El libro de Carnegie debería leerlo todo el mundo. Si todo el mundo aplicase lo que cuenta, este mundo sería diferente. Aunque suene típico decirlo así, es la verdad.
      De hecho es el libro más útil que he leído en mi vida. Todo lo que en él se cuenta es muy práctico. Es tan de sentido común que cuando lo lees cuesta creer que no actuemos así de bien siempre.

      Yo también creo que dando y dando sin esperar nada a cambio, a la fuerza te tiene que rebotar algo. Y ya no solo por temas del karma, o la Ley de la Atracción u otros aspectos pseudocientíficos, sino por pura estadística: si te portas bien con mucha gente, una cierta cantidad de esa gente se sentirá agradecida y te ayudará cuando tú lo necesites. Incluso viéndolo egoístamente merece la pena hacer bien las cosas y tratar bien a los demás.

      Y por lo de hablar con otra persona sobre lo que a ella le interesa, totalmente de acuerdo, amigo mío. El ego de todos nosotros es muy fuerte y nos encanta alimentarlo. A todos nos sienta muy bien que se interesen por nosotros.

  2. Weee lo primero siento lo del puesto de trabajo, yo te lo hubiera dado a ti …
    Por otra parte me siento mal porque Justin Bieber no me cae bien a pesar de ser un tipo risueño y vivaz …
    Yo a veces me quejo pero no de manera cansina, me quejo en plan “ayyy que estressss” …
    PD: Creo que este artículo debería leerlo Cristiano Ronaldo …

    • Hola Fernando

      Bueno, lo del puesto de trabajo no era para tirar cohetes, pero hubiera sido mi prmer trabajo y en ese momento me hacía ilusión.
      A Justin Bieber se le ha subido la fama a la cabeza, debería leer más EstoyDeAcuerdo.net, seguro que le iría mejor.
      Y en cuanto a las quejas… lo justo, no apotran nada positivo, lo único que hacen es robarnos las energías.
      PD: En relación a Cristiano Ronaldo, lo único que puedo añadir es: SUUUUUUUUUUUUUUUUUUU

    • Hola!

      Posiblemente, sonreír también sea mi preferido de la lista.

      Tengo que decírtelo ¡Cómo mola tu blog! Anoche después de leer tu comentario, entré por curiosidad (siempre entro a los blogs de mis lectores) y me llevé una grata sorpresa. Me leí casi la mitad de tu blog, acostado en la cama, tablet en mano. Me gusta muchísimo el enfoque que le has dado. Es totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados, además consigues enganchar y empatizar muy bien.

      A parte de que yo soy un gran aficionado al cine y tu temática me parece interesante y divertida.
      La manera en la que mezclas tu filosofía de vida con las historias de las peículas es magistral.

      Mi más sincera ehorabuena, y gracias por comentar, eso me ha permitido conocer tu blog.

  3. Hola José me he sentido muy identificada con todo lo que te paso en la entrevista .Así que me ha gustado tu artículo .felicidades. Muy bueno.Me ha enganchado la lectura.

    • Hola Elena.

      Me alegro que te haya gustado.

      He querido dar algunas pautas que son muy útiles para caer bien y poner a los demás a nuestro favor. Al menos para que estén predispuestos a ayudarnos. Conseguir su ayuda o no, depende más de ellos que de nosostros, pero al menos, tenemos que ponerles las cosas lo más fáciles posible.

      Y bueno, con mi ejemplo sobre lo que no se debe hacer

      Y bueno, lo que me pasó en la entrevista es solo un ejemplo de cómo no hacer las cosas. 🙁

      Saludos. 🙂

  4. Jolin que buen post Jose, lo cuentas de verdad de una forma que es taaan clara, y lo que nos cuesta darnos cuenta eh? pero bueno aprendemos de nuestros fallos y sobre todo y mas importante los tenemos en cuenta para futuras ocasiones y si ademas los compartimos con los demas para poderlos ayudar entonces ya… la caña! Gracias!!!

    • Hola Ainoa!!

      A veces no sabemos comportarnos de la manera adecuada, pero otras veces sí que lo sabemos, pero no somos capaces de hacer bien las cosas, por algún bloqueo mental (orgullo, vergüeza, o simplemente porque siempre hemos sido de una manera y nos da “palo”, de repente, empezar a comportarnos de otra manera distina).

      Por eso es bueno cambiar nuestros hábitos poco a poco, y no cambiar por completo de la noche a la mañana.

      Por ejemplo, si nunca sueles mostrar interés por los demás, puedes empezar por preguntar a tus amigas de vez en cuando que cómo les ha ido el día o qué tal les va en el trabajo… Es solo un ejemplo que se puede aplicar a cualquiera de los 10 puntos.

      Un saludo Ainoa:)

  5. Hey, me gusta lo que escribes. Yo suelo caer relativamente bien y leyendo la mayor parte de cosas se me cumplen, pero es cierto que son cosas que no cuestan nada hacer y las personas te lo agradecen. Espero que te vaya bien con el blog y sigue escribiendo, que a mi me gusta. Ánimo.
    Saludos

    • Hola!

      Me alegro que te guste. Es bastante sencillo conocer la teoría, pero lo difícil es comportarnos según estas 10 premisas. Es mucho más difícil de lo que parece. Aunque los resultados merecen la pena.

  6. Como puedes definir al Maestro DALE CARNEIGE. Como ganar amigos e influir en los demás es una obra, donde no recuerdo quien la definió como la biblia de las relaciones humanas, en lo personal regalo este libro a las personas que desean superarse, a mi me ayudo increíblemente a los 17 años,
    abrazos a ti y a tus seguidores, gracias por este espacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *