7

Cómo saber si alguien te miente. Tips de lenguaje corporal

Comparte:Share on Facebook1Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn1Pin on Pinterest0Email this to someone

Como saber si alguien te miente

Recuerdo que, cuando estudiaba 6º de primaria, la profesora Victoria, “pasaba lista” todos los días al empezar una asignatura nueva. Nos iba nombrando uno a uno para comprobar si habíamos hecho los deberes.

Cuando oíamos nuestro nombre, teníamos que decir “sí” o “no”, y ella lo anotaba en su libreta.

Después de pasar lista, lo que hacíamos era corregir los deberes.

De entre los alumnos que habían dicho que sí, ella nombraba a uno al azar para que los corrigiera.

En clase éramos aproximadamente 25 niños, y más o menos de media, pongamos que 18 (dependía del día claro) los llevaban hechos.

Por lo tanto la probabilidad de que te tocase a ti salir era de 1 entre 18.

¿Y era bueno que te tocase salir?

Pues depende.

Si te tocaba corregirlos y lo hacías bien, Victoria te ponía un “positivo”, y si lo hacías mal, no te ponía nada (al menos te habías esforzado).

Pero, ¿qué pasaba si habías dicho que sí los habías hecho pero era mentira?

Ahí quería yo llegar. En ese caso te ponía un “negativo”, y si le pillaba de malas, te echaba una pequeña bronca.

Lo que ahora me llama la atención, es lo sinceros que éramos los niños de aquella época. (no sé como estarán las cosas ahora en los colegios, pero según dicen están más o menos así):

mentiras y peleas en el aula

2016. Un día cualquiera en clase

La verdad ese método solía funcionar bien porque, por lo general, todos decíamos la verdad. Por el miedo y la vergüenza de que nos tocase salir. No queríamos quedar como mentirosos.

Aún así yo recuerdo habérmela jugado y haber mentido alguna vez. Pero muy pocas, porque era bastante responsable. Más de lo que lo soy ahora, para desgracia del yo actual.

 

Tipos de mentiras

Antes de meterme de lleno en cómo identificar a un mentiroso, voy a hacer un repaso breve por los diferentes tipos de mentiras que existen.

 

Maliciosa: este tipo de mentira se suele hacer por venganza o para obtener algún beneficio, aún cuando otras personas salgan perjudicadas.

Por ejemplo: aprovechar cuando una amiga te ha hecho una “faena” para, para sembrarle la duda de que su novio le ha sido infiel.

 

Inocente: forma parte de nuestro entramado social. La usamos para evitar herir a otras personas.

Por ejemplo: decirle a una persona poco agraciada “¡qué feo eres!” no te va a ayudar a caer muy bien. En estos casos, es cuando decimos una mentira inocente.

 

Engañosa: pretende hacer daño, es la peor. Es la mentira que decimos cuando queremos hacer sufrir.

Por ejemplo: que te digan, siendo mentira, que un familiar tuyo ha sufrido un accidente.

 

Autoengaño: consiste en autoconvencerse uno mismo de que algo no es malo cuando sabes que sí lo es.

Por ejemplo: creer que el tabaco no es tan malo, para no dejar de fumar.

 

Beneficiosa: sí, también existe este tipo de mentira. Se suele usar para tratar de hacer el bien. Por ejemplo, decirle a un niño que sus padres siguen vivos tras un accidente.

 

Recomendaciones para descubrir a un mentiroso

Hay que tener en cuenta que es muy difícil descubrir cuándo alguien miente o cuándo está diciendo la verdad.

No hay un gesto solo que delate al mentiroso. Hay que tener en cuenta varios de los siguientes puntos para poder tener indicios de que no nos dicen la verdad.

Aún así, no lo podremos saber con certeza.

Si fuera tan fácil, el trabajo de los árbitros sería demasiado fácil.

árbitro feliz que dice la verdad

Sí, como mola mi trabajo, y además gano más pasta que esos blogueros cutres ¡¡¡wow!!!

Lo más importante para no equivocarnos, es conocer lo máximo posible a la otra persona. Si es así, sabremos cómo se comporta en cada situación. Sabremos cuándo:

  • Se pone nervioso
  • Conoceremos sus tics
  • Sus manías
  • Su forma de hablar
  • Su forma de mirar
  • Etc.

Estos datos pueden interferir en las señales de la lista siguiente, que son en las que vamos a tener que fijarnos para detectar si alguien nos está mintiendo.

Por eso no hay que dar como definitivo algún gesto aislado que pueda tener una persona en concreto, sino muchos de ellos.

 

En qué fijarte para pillar a un mentiroso

Vamos al meollo del asunto. En estos sutiles gestos son en los que te tienes que fijar para que no te la cuelen:

 

  • El tamaño de la pupila aumenta

Dicho así, sin más es un dato que no aporta nada. Hay muchos motivos que pueden hacer que la pupila se dilate. Las emociones básicas que hacen que esto suceda son el miedo y la pasión.

Por lo tanto, si nuestro interlocutor tiene algo de miedo porque nos está mintiendo, aumentará el tamaño de su pupila; aunque también podría ser porque esté enamorado de ti 🙂

Las condiciones emocionales que hacen que disminuya la pupila son las contrarias: la tranquilidad y ausencia de presión.

 

  • El que miente omite a su persona de sus mentiras

En efecto. El mentiroso evita términos como “yo” o “mí”, sobre todo, cuando está tratando la parte más delicada de la mentira.

Esto es porque inconscientemente, sabe que está haciendo algo poco considerado, y su cerebro no quiere incluirlo en esa trama.

cerebro de homer miente

Cerebro, sácame de esta

 

  • Evita mencionar el nombre de la persona sobre la que se miente

Si el mentiroso está hablando contigo en ese momento, evitará decir tu nombre en la conversación. Tanto en 2ª persona (“tú”, Ejemplo: “Antonio llegaste temprano y bla bla bla”) como en 3ª persona dentro de la conversación (“él” Ejemplo: “y entonces fulanito dijo: hombre Antonio bla bla bla”).

 

  • Ofrece una representación impecable

¿Qué quiere decir esto? Pues que si la historia que te cuentan fuera verdad, dudaría, porque tendría que pensar y recordar lo que pasó. Nadie lo recuerda todo, todo y todo sin la más mínima duda.

TRUCO cuéntalo de atrás hacia adelante. Si sospechas de lo que acabo de decir, pide a la persona que te lo cuente desde el final hacia el principio. Verás como se colapsa. Si es mentira no será capaz de hacerlo.

 

  • La voz aumenta de volumen

Al querer resultar tan creíble, quiere que el mensaje llegue alto y claro, precisamente para que a la otra persona no le queden dudas.

 

  • “Créeme” significa, a menudo, lo contrario

A veces el mentiroso quiere hacer énfasis en que está diciendo la verdad y se le escapa esta “muletilla”. Como quien quiere dejar claro que tiene una cualidad que, en realidad, no posee.

Dime de qué presumes y te diré de qué careces”.

 

  • Utiliza palabras como “honestamente”, “francamente”, “sinceramente”

Al igual que en el caso anterior, su subconsciente quiere recalcar en exceso su supuesta inocencia, por lo que a menudo, puede decir palabras como estas, incluso, fuera de lugar.

 

  • Cuando uno miente se tiende a mezclar con buena gente

Esto es algo curioso que pasa con frecuencia, justo después de que una persona haya mentido. Y es que, al sentirse mal por haber hecho algo malvado, buscan “redimirse” acercándose a quienes ellos consideran “buenas personas”.

Algo así como pensar:

Ya que he hecho algo malo, voy a compensarlo haciendo algo bueno; si me junto con fulanito, que es muy buena gente, seguro que me va bien, y me siento mejor”.

 

  • Generalizan supuestas buenas acciones

Los García nunca hemos mentido”. “Yo, que soy ambientólogo, no te voy a mentir”.

Son frases que suelen repetir quienes mienten, tratando de demostrar, de forma un poco trivial, que son de fiar.

Son afirmaciones sin sentido alguno.

 

  • Las manos tienden a ir a la cara

Es un acto reflejo. Una forma de tener ocupadas las manos debido al nerviosismo de la “maldad” cometida.

macauli miente

 

  • Se aumenta el pestañeo

Para evitar mirar cuando se dice la frase que es mentira (aunque hay que saber si es un hábito). Hay quien nunca mira a la cara por vergüenza.

 

  • Gestos en contradicción con las palabras

Por la duda o miedo de poder “piciarla” y que le pillen, a veces se aturulla y se contradicen sus gestos y sus palabras.

 

Como enfrentarnos a un mentiroso

Existen varios tipos de mentiroso. No voy a hacer una lista enorme, pero sí que diré que los hay más naturales y más forzados.

Cuando tienes delante a alguien que sabes que te va a contar una mentira mantén la calma y disfruta.

Yo me froto las manos “¿Por dónde me saldrá? Pobre insensato…

 

Es mejor sentarte en una silla más alta o estar en una posición más elevada.

Te pones en “off” para que se confíe y diga lo que tenga que decir.

manita exagera tu mentira

No conviene que sepa que lo sabes, porque ya pasaría a la defensiva. Es mejor que se sienta confiado y no sospeche.

Es bueno ser como un espejo para que se identifique contigo; hay quien cuando se siente tranquilo y ve buena predisposición por tu parte empatiza y le cuesta más mentirte.

También se le seca la boca por la ansiedad y hace muecas, como si le costase tragar

Puede que si le pillas diga que no hasta la muerte o confiese arrepentido. Sin duda todo un espectáculo. Mejor que ir al cine.

Conclusión

Acabas de ver un montón de tips de lenguaje corporal para poder pillar a un mentiroso antes que a un cojo.

Ahora quiero aclarar algunas condiciones que debes tener en cuenta para no liarte, ya que cualquiera de los tips de la lista anterior los puede hacer cualquier persona en cualquier momento.

Por eso tienes que tener en cuenta:

  • La familiaridad: si conoces a alguien, y hace un gesto de la lista que no suele hacer normalmente, sí es algo que te puede hacer sospechar. Pero si lo hace un desconocido, no es información suficiente.
  • Ten en cuenta el conjunto de gestos.
  • Un gesto solo no sirve para determinar nada. Hay que tener en cuenta todo su lenguaje corporal.
  • Contexto: Es normal ponerse algo nervioso cuando conoces a gente nueva; pero si lo haces en una situación relajada, ¡ojito!
  • Congruencia.
  • Cuando notes que algo no tiene mucho sentido, también es momento para agudizar tu sentido detector de mentiras.
  • Rapport o parecerse a los que te rodean: hay quien tiende a imitar inconscientemente a quien tiene delante, porque así se sienten más cómodos.

 

Esto es todo. Espero que nadie vuelva a mentirte nunca. Ya no tienes excusa.

¿Qué tal se te da detectar las mentiras de la gente? ¿Y qué tal se te da mentir? Vamos… que seguro que no eres ningún santo.

Cuéntamelo en los comentarios.

Si te ha gustado este artículo y crees que puede gustar a más gente, dale a compartir.
PD: Si has comprado el curso Psico-autoestimate a través de mi blog, recuerda mandarme un email informándome.

Si te gusta lo que lees en mi blog ¡SUSCRÍBETE!

Llévate gratis la "Guía Anti-conflictos" + el "Test: descubre tu personalidad".

Tendrás acceso a toda la información del blog.

100% libre de spam. Prometido.

Comparte:Share on Facebook1Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn1Pin on Pinterest0Email this to someone

Jose

Autor del blog EstoyDeAcuerdo.net. Ambientólogo en paro, emprendedor y blogger. Mi meta es ganarme la vida trabajando en lo que me gusta.

7 Comments

  1. Weee buen post. Cómo tu dices tod@s hemos mentido en alguna ocasión y nos han mentido …
    Yo me aturullo a veces (muchas veces) pero porque soy algo nervioso y me hago líos …
    Muy interesante lo de la historia impecable. Es cierto que a veces te cuentan una historia tan perfecta que sabes que te están mintiendo, pero uno dice, bueno da igual y sigues escuchando cómo si se tratase de un cuento. Lo malo es cuando te están hablando mal de alguien. Fastidia un poco.
    A mi lo Homer me ha pasado.
    Por cierto, si le digo a una chica que la amo y ella, con las pupilas dilatadas me dice “Yo también” ¿Debo creerla?…

    • Hola Fernando

      Tú seguro que nunca le has mentido a nadie, te veo incapaz de hacerlo jaja.

      Y para saber si le gustas a la chicha, creo que tienes que tener en cuenta algo más que sus pupilas. Por eso, como dice el artículo, para saber si alguien miente es muy importante fijarte en varios de los gestos que aparecen, y aún así, es difícil averiguarlo con certeza.
      Es mucho más fácil saber por dónde van los tiros si conoces a la otra persona.
      Por algo dicen que a las madres no se les puede mentir, porque nos conocen como si nos hubieran parido jaja.

      Saludos
      Chao.

  2. Hombre! Pues a veces a mí me han mentido, como tú dices me froto las manos porque luego lo mejor es que se descubre la mentira; además les gusta controlarlo todo para que no se les pase ningún detalle. No me gustan nada esas personas….

    Ánimo jose y muchos saludos.

    • Hola Antonio, y felicidades que hoy es tu santo (Y mi medio santo)

      Precisamente, el querer controlarlo todo es algo común a todos los mentirosos. Necesitan estar constantemente controlando qué sabe cada persona para saber qué parte de su mentira sigue oculta o qué parte de la verdad tienen que “desdecir” o matizar.

  3. Interesante esto de pillar a los mentirosos.
    Yo por desgracia me he topado con varios mentir@s patológicos a los cuales es difícil pillarles sino les conoces bien.
    Suele venir bien cambiarles de tema o preguntarles algo inesperado, se suelen sorprender mucho.

    Y por supuesto lo más importante, la intuición.

    • Hola Claudio

      Es difícil “pillar” a un mentiroso, sobre todo de buenas a primeras.
      Como dices la intuición, y también la inteligencia, son muy importantes. Y sobre todo, conocerles bien.
      Preguntar algo que no se esperan les suele incomodar, y no saben muy bien por dónde salir. Es una buena técnica.

      Saludos. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *