10

Cómo crear tu propio plan de acción paso a paso para lograr tus objetivos

Comparte:Share on Facebook6Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Uno de mis principales problemas es que nunca acabo lo que empiezo. Al principio me ilusiono mucho pero poco a poco voy perdiendo el interés. Normalmente mientras no encuentro otra cosa que me llame la atención continúo con lo que hacía, pero sin demasiado entusiasmo.

Después, empiezan las dificultades y cuando las cosas se ponen difíciles ya no estoy tan ilusionado. Entonces, en cuanto aparece otra cosa que me vuelve a estimular, me centro lo nuevo y abandono a medias el proyecto anterior. Y así una y otra vez.

Atleta en acción

Como comprenderás, de esta manera es imposible avanzar. Si no vas a terminar algo, es mejor no empezarlo, porque si no, estás perdiendo el tiempo.

Esto sucede sobretodo cuando tienes metas que necesitan cierto esfuerzo por tu parte.

  • ¿Quieres sacarte el B2 de inglés? si ese es tu objetivo estudia para conseguirlo, no por probar, porque, si quieres conseguir algo importante, créeme que tendrás dificultades. Y si la motivación no está alta te frustrarás y abandonarás a medias.
  • ¿Quieres aprender a tocar la guitarra? Antes de ir a la tienda a gastarte 100 euros en una, ten en cuenta que no va a ser tan fácil como piensas.
guitarrista dándolo todo

Tu primer día con la guitarra: EXPECTATIVA

 

Guitarrista torpe

Tu primer día con la guitarra: REALIDAD

Necesitas un plan de acción

Desde que conocí el mundo de los negocios online, me ha llamado mucho la atención la idea de ganar dinero a través de internet. Mi sueño es conseguir algún día ganarme un sueldo haciendo lo que me gusta. Creé este blog para conseguirlo y lo más inteligente que puedes hacer es crearte de ante mano una hoja de ruta. Una guía para no perderte por el camino.

Lo más inteligente es tener un plan de acción. Para minimizar riesgos.

Desde siempre he sido curioso, y siempre me ha gustado mucho aprender. En los dos últimos años debo de haber acudido a varias decenas de charlas y haber realizado infinidad de cursos relacionados con el emprendimiento, el desarrollo personal, productividad, …

Uno de esos cursos organizado por el Servicio de Orientación de la Universidad de Murcia, lo impartió Raúl Ortega (www.raulortega.com), Psicólogo, Consultor en RRHH, Formador y Coach profesional. En el curso nos dio a los asistentes unas pautas para que fuéramos capaces de crear nuestro propio plan de éxito personal y profesional

Le fue muy bien la charla a Raúl. Aún recuerdo que éramos unos 10 o 12 alumnos, y la verdad es que los temas que trataban eran muy interesantes y daba gusto oírlo.

Recuerdo cómo, una vez ya terminada la charla, mientras él recogía sus cosas para irse, los alumnos no nos movíamos de las sillas, y lo acribillábamos a preguntas. El pobre nos respondía amablemente, aunque no sabía muy bien cómo librarse de nosotros.

Al final, como Raúl es un tipo asertivo, logró escapar, dejándonos a todos con mucho en lo que pensar.

El post de hoy está centrado en una pequeña parte de ese curso, concretamente la de crear el plan.

me voy corriendo que me pillan

Raúl Ortega al terminar su charla

 

Pasos previos para crear tu plan de acción

Antes de empezar a explicar los pasos para trazar un plan de acción que te conduzca hacia el éxito, es importante saber qué es lo que quieres conseguir.

Debes fijar un objetivo.

Hay algo que tienes que tener muy claro: Lo único que da resultados es la acción.

Para entrar en acción debes hacerlo con un estado útil.

Lo que te hace falta saber para conseguir lo que quieres está en el camino. Por eso es tan importante actuar.

Y por eso hay que tener una buena estrategia que te haga entrar en acción. Si lo que haces no vale, cambias la estrategia, pero no el objetivo.

 

La técnica del escalador

perro escalando

 

La técnica del escalador se basa en el procedimiento usado por los alpinistas para planificar su ascenso a una cumbre.

En lugar de plantear su viaje desde abajo hasta arriba lo hacen al revés.

Esta técnica es muy útil a la hora de definir tu estrategia para conseguir un resultado.

Te visualizas una vez que has conseguido el objetivo, y después analizas qué es lo que has tenido que hacer para conseguirlo. Cuáles son los pasos que has dado, desde el último paso antes de lograrlo hacia atrás.

Fraccionando el objetivo en mico-objetivos. Tendrás que haber superado diferentes hitos, que serán como escalones hasta la cima (objetivo).

Mirándo estos micro-objetivos desde el final hacia el principio las cosas se ven más fáciles.

 

Cómo plantear un objetivo

Plantear un objetivo es una de las tareas más complicadas para la mente.

Para empezar puedes escoger algo pequeño, que marque un antes y un después en tu vida.

Siguiendo el ejemplo anterior, en mi caso el objetivo podría ser “ganarme un sueldo con mi blog”.

Aunque puedes elegir un objetivo de cualquier tipo:

  • Terminar la carrera.
  • Encontrar un trabajo decente.
  • Llevarte mejor con tus padres.
  • Hacer tres viajes al año.
  • Dormir más horas.
  • Hacer dieta.
  • Montar tu propio negocio…

Para cualquiera que sea el objetivo que elijas, debes hacerte las siguientes preguntas.

Y la respuesta a todas ellas debe ser un rotundo. Si para alguna de ellas la respuesta es “no”, o dudas, o dices un “sí” con condiciones, es muy probable que no consigas tu objetivo. En ese caso hay algún tipo de conflicto que debes solucionar primero.

 

9 condiciones que debe cumplir tu objetivo

1 ¿Es posible? Debe ser algo que sea posible, y que tú mismo creas que es posible.

En mi caso sí que lo es. Hay gente que vive de su blog en España y que empezaron sin tener casi ni idea como yo.

Un muy buen ejemplo de como hacerlo y, además, en muy poco tiempo es el de Antonio G. que con su blog inteligencia viajera ha conseguido facturar 23.532 € en su primer año de vida.

 

2 ¿Depende de mí? Es importante que dependa de ti porque si, por ejemplo, tu objetivo es que Juanita se enamore de ti… puede ser que eso nunca pase. No es algo que puedas controlar, y puede ser muy frustrante no conseguirlo.

Para ganarme un sueldo con mi blog, dependo únicamente de mi trabajo, mi dedicación y la habilidad que tenga para hacer las cosas bien.

 

3 ¿Quiero hacerlo? Sí, y en este caso no basta con que te apetezca hacerlo, o que te haga ilusión. Tienes que querer de verdad. Aceptando también la parte negativa que implica conseguir algo.

Todo el mundo quiere ganar más dinero, pero:

  • No todos están dispuestos a trabajar más horas o trabajar más duro para conseguirlo.
  • No todos están dispuestos a no salir los fines de semana para terminar un proyecto.
  • No todos quieren desplazarse a otra ciudad por conseguir un empleo mejor.
  • No todos están dispuestos a dedicar años a prepararse para un puesto bien pagado.

Antes de responder sí a esta pregunta plantéate todos los posibles aspectos negativos.

 

4 ¿Está definido en positivo? Plantear un objetivo en positivo quiere decir que no haya ningún “no” en su definición.

Estaría mal planteado decir por ejemplo:

  • “No quiero fumar más”.
  • “No quiero seguir en mi trabajo”.

Sería mejor decir:

  • “Quiero cambiar el hábito de fumar por otro más saludable como el ejercicio”.
  • “Quiero encontrar un trabajo en el que esté a gusto”.

Esto es porque el cerebro no entiende los “noes” y por eso debemos plantear el objetivo en positivo.

 

5 ¿Es ecológico? Esto quiere decir que no tenga contraindicaciones ni efectos colaterales.

Este concepto implica que nuestro objetivo debe ser bueno tanto para nosotros como para el resto.

No seria ecológico por ejemplo decir:

  • “Quiero convertirme en el mejor ladrón de España”.  
  • “Mi objetivo es hacer que mi marido fracase en su empresa”.

Es contradictorio para nuestra mente porque en el fondo sabemos que está mal. A parte de que sería poco ético hacerlo. ¡No seas bastardo!

 

6 ¿Es concreto y se puede medir? Esto es muy importante. Tiene que ser lo más concreto posible. Cuantificable.

No vale decir:

  • “Quiero adelgazar”.

Es mejor decir:

  • “Quiero perder 5 kilos en un mes”.

Así es mucho más probable que lo consigas.

 

7 ¿Qué evidencias tendré de que lo he conseguido? Fijate algún acontecimiento o algún hecho que, si se produce, sabrás que irremediablemente has conseguido tu objetivo.

En el caso se adelgazar 5 kilos en un mes es muy sencillo – o adelgazas 5 kilos en un mes o no- pero para algo más abstracto como “llevarme mejor con mis padres“, es más difícil.

En este caso podría ser:

  • “Hablar a diario con mis padres durante dos semanas sin que haya ningún tipo de discusión”.

Podría ser un buena de hacerlo medirlo de manera objetiva.

 

8 ¿Qué cosas, si llego a lograrlas, me darían la seguridad de que lo voy a conseguir?

Aquí debes definir algún hecho que si sucede, casi seguro que después lograrás tu objetivo.

Por ejemplo en el caso del sueldo con mi blog, si he has definido ganar 1000€ al mes y los 4 meses anteriores he conseguido ganar 900, es muy probable que acabe llegando a mi objetivo.

 

9 ¿Cuándo es el momento idóneo para empezar a trabajar en ello? ¿Para cuándo lo quiero?

Plantéate cuando quieres empezar a trabajar para conseguir tu objetivo, o bien para cuándo te gustaría haberlo conseguido.

Ten en cuenta que el momento perfecto no existe. Siempre podrás estar más preparado, siempre habrá temas que no domines, siempre habrá personas que lo hagan mejor que tú. Pero tienes que actuar. Si no haces nada, nunca pasará nada. Recuerda que solo la acción conduce al resultado.

Yo mismo he lanzado mi blog y aún hay un montón de cosas que no sé hacer. Incluso mi blog aún está a medio.

  • No soy experto en blogging.
  • Apenas controlo la mayoría de plugins.
  • No soy experto en wordpress
  • No estoy acostumbrado a escribir artículos porque no lo he hecho en mi vida
  • Hay blogs de otras personas infinitamente mejores que el mío.

Pero aún así aquí estoy. Además la mejor forma de aprender es con la práctica.

Y si lo que te da miedo es cometer errores… tranquilo, los vas a cometer igualmente, por muy bien preparado que estés. Pero es lo normal. Es imposible hacer algo bien si es la primera vez que lo haces.

 

Lleva a cabo tu plan de acción

Recuerda que el único que tiene que tener claro tu objetivo eres tú. Te lo tienes que creer de verdad. Tienes que creer que es posible conseguirlo. Lo que piensen los demás no importa.

Ten en cuenta que solo se puedes prestar atención a 1 cosa a la vez. El cerebro humano es muy limitado. Por eso lo ideal es plantearte un solo objetivo, que sea importante para ti, en vez de plantearte varias cosas.

Ya lo dice el refrán:

“Quien mucho abarca, poco aprieta”

De nuevo el refranero nos brinda un sabio consejo.

 

Recomendaciones a tener en cuenta

Por encima de cualquier otra cosa ACTÚA

Busca una buena estrategia para conseguir tu objetivo; si tu estrategia no funciona cámbiala, pero no cambies el objetivo.

Busca como lo han hecho otra personas.

Mide tus progresos.

Contabiliza todo lo que haces para llevar un control.

Analiza los datos como un científico.

No se obtienen resultados desde la queja. La acción es la que va a romper la queja.

Cuando algo no se hace está mal planteado. Debes tener muy claros tus “síes”.

 

Conclusión

En este post te he presentado la importancia de crear un buen plan de acción y un método basado en los 9 que debe tener tu objetivo para que tengas éxito.

Lógicamente no tiene la misma dificultad hacer un doctorado que ahorrar para comprarte una bici, pero si el objetivo es muy largo o muy duro, lo que debes hacer es dividirlo en sub-objetivos para ir poco a poco acercándote a ellos.

“Divide y vencerás”.

¿Tienes claro cuál es tu objetivo? Si es así. Comprueba que supera las 9 preguntas con 9 “síes” o “sís” o como se diga.

Y ten en cuenta que las cosas importantes siempre conllevan algún sacrificio importante y mucho trabajo. Tenlo en mente antes de embarcarte en cualquier aventura.


 

¿A ti también te cuesta conseguir tus objetivos?

Cuéntame en los comentarios algo que llevas tiempo queriendo hacer y que nunca te decides.

comparte este post por favor

Si te gusta lo que lees en mi blog ¡SUSCRÍBETE!

Llévate gratis la "Guía Anti-conflictos" + el "Test: descubre tu personalidad".

Tendrás acceso a toda la información del blog.

100% libre de spam. Prometido.

Comparte:Share on Facebook6Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Jose

Autor del blog EstoyDeAcuerdo.net. Ambientólogo en paro, emprendedor y blogger. Mi meta es ganarme la vida trabajando en lo que me gusta.

10 Comments

  1. Weee por partes como siempre …
    Hace años me compré una guitarra, apenas sé tocar un par de acordes (o bueno, ni eso) …
    Pobre Raúl Ortega …
    Hace poco me enamoré de una chica. Es una de esas chicas que trabajan en Murcia para que te asocies a una ONG (en este caso UNICEF) ¡es maravillosa! ¡tenía unos ojos preciosos!. Esto sucedió el miércoles pasado, desde entonces no he vuelto a verla, aunque a veces cierro los ojos y pienso en ella (espero no resultar muy cursi) …
    No es bueno aspirar a ser el mejor ladrón de España, no por lo poco ético que resulta, que también, sino porque hay mucha competencia. Yo como mucho aspiro a robarle el corazón a B. la chica de la que he hablado antes ¡ oh. Dios! que cursi me estoy volviendo, mi objetivo es desenamorarme y volver a ser como antes.

    • Hola Fernando!

      Seguro que tu guitarra acabó por los suelos como la del chaval del post :), suele ser habitual.

      Raúl Ortega es un crack, su trabajo es muy recomendable.

      No sabía yo que te habías enamorado. Recomiéndale a B. mi blog a ver si se da por aludida. Seguro que al menos te convenció para asociarte con UNICEF jaja, ¿verdad que sí?

      Lo de la competencia para ser el mejor ladrón de España es muy bueno, qué cierto es. Mejor robar corazones.

  2. Buenas Jose,

    a ver cuándo entendemos que si queremos conseguir algo debemos establecer una estrategia. Parece como si existiera una fuerza sobrenatural que nos indicara, por arte de magia, el camino correcto.

    Ni que decir que si queremos empezar a descubrir cómo alcanzar dicho objetivo, antes hay que descubrir qué queremos alcanzar. Y ese es el principal reto que nos encontramos: no saber qué hacer y, mucho menos, saber cómo hacerlo.

    Después de varios años como profesor, me he dado cuenta que la gran mayoría de mis alumnos, especialmente en niveles iniciales, no tienen una idea clara de por qué quieren estudiar español. Vienen a clase porque creen que el español es una lengua interesante. Es una motivación que acaba desapareciendo a final de curso, cuando ven que si bien sigue siendo interesante, requiere esfuerzo; en ese momento es cuando descubren que su “qué” no era tan poderoso y que, por supuesto, no tenían en absoluto ni idea del “cómo” (plan de estudio).

    Y esto es una verdad absoluta: los profesores debemos guiar a los alumnos hacia el qué, ofreciéndoles un plan inicial que pueda ser modificable según el molde de cada estudiante. Sin embargo, tarde o temprano, el estudiante tiene que ser lo suficientemente autónomo para hacer lo que dices en este post: establecer su propio plan en la vida, entendiendo qué quiere conseguir en un plano realista.

    ¿Problemas? Sí, como dices bien, “entrar en acción” (yo lo llamo “vivir con movimiento”) y alcanzar dicho objetivo para, más tarde, no recibir el beneficio acordado. Todo esfuerzo se traduce en beneficio y, si no lo consigues, es posible que desistas en él.

    Habría que empezar a focalizarnos en dos ideas clave que apuntas: saber cuándo lo hemos alcanzado (aquí entra fijarse objetivos realistas y acotados que te permitan “escalar” esa montaña) y, especialmente, identificar qué recompensa alcanzaremos para poder disfrutar plenamente de ella.

    • Hola Sergio

      El motivo por el que la gente no planifica, y se lanzan directamente a la piscina, es porque planificar es aburrido.
      Si quieres empezar algo en lo que estás motivado quieres empezar ya, y no ponerte a pensar en el qué, en el cómo, en el para qué… eso no es divertido ni hace que se te pongan los pelos de punta.

      Por comentar lo de tus alumnos, seguro que cuando ellos piensan en aprender español, lo que les atrae es imaginarse pidiendo paella en un chiringuito de la playa o ligando con una española.

      (La verdad, no sé que edad tienen tus alumnos, espero que no sean de 5 años, si ni sería raro, jaja. ¿A que nivel das clase?).

      Lo que quiero decir es que la idea de algo suele ser más atractiva que llevarla a cabo. Porque estudiar, no es tan divertido como estar en una playa malagueña.

      Ahí está uno de los principales “fallos” que la gente no tiene en cuenta antes de empezar a luchar por un objeto.

      • Pues sí, esa es la mentalidad del estudiante “medio” que viene de vacaciones a España: sol, playa, chic@s guap@s y pasárselo bien. Entre todo ello, además, un curso de español.

        Afortunadamente me fui de mi país hace tiempo y dando clases por el extranjero te encuentras a otro tipo de alumnos. Sin embargo, acaban teniendo el mismo problema: no saben, a ciencia cierta, por qué están estudiando español.

        Sin embargo, como digo, ese es el prototipo de estudiante más generalizado; luego te encuentras a otros que ya tienen un poco más de idea de porqué pagan e invierten horas de su vida aprendiendo una lengua extranjera.

        Normalmente, cuando después de clase quedas con ellos para tomar algo, te das cuenta de que tenías razón: no sólo saben porque estudian, sino que además tienen algo más de idea de qué narices están haciendo en este mundo 😉

        Saludos Jose

        • Hola Sergio.

          Por suerte o por desgracia, en este mundo hay gente para todo. Hay quien aprovecha el tiempo y quien lo pierde…
          En cualquier caso es importante saber qué hacemos, ser conscientes, para poder elegir si tenemos que cambiar algo o seguir como estamos.
          ¿Sigues en Sarajevo? ¿Se estudia mucho español por allí?

          Saludos Sergio.

  3. Oohhhhh que bonito post José, dice toda la verdad y creo que me lo tengo que aplicar realmente. Si todo el mundo se propusiera todo más en serio, sería perfecto…. Por ejemplo, tengo amigos que quieren sacarse inglés, otros irse al extranjero, otros apuntarse a un gimnasio,… Y llevan así tiempo y nada, eso es porque no tienen un plan.
    Si se hace como lo dices, creo que sería más provechoso y le sacaría más partido a todo en general. ¿Qué opinas?
    A partir de ahora voy a probar lo que dices, seguro que me va mejor.
    Interesante todo lo que escribes. Sigue escribiendo y ánimo.
    Saludos.

    • Hola Eduardo.

      Para las cosas que cuestan trabajo, es mejor ir preparado. Y qué mejor manera que con un plan. A veces cuesta más trabajo planificar que lanzarte pero es algo necesario para avanzar más rápido.
      Te animo a probar este método, aunque sea con algún objetivo sencillo. Verás como después te resulta más fácil.

      Un saludo.

  4. Me parece una bella profesión la tuya y sobre todo que te dedicas a tratar de mejorarle la vida a otros.
    Hace bastante tiempo aplico el PNL a mi vida, aunque se me ha hecho bastante difícil algunas, otras las consigo de solo imaginarlas, llevo poco tiempo con un tablero electrónico, es decir en mi ordenador del trabajo y lo veo, imaginándo que voy alcanzarlo todo, pero nosotros mismos nos ponemos obstáculos, vivimos en la tierra, esa ya es una traba. Pero igual siempre encontramos una razón para soñar.
    Muchas gracias por tu blog, sigue ayudando que serás muy bien recompensado, lo sé.
    Saludos

    • Hola Maggie

      la visualización puede ser muy útil, pero recueerda que son las acciones que llevamos a cabo las que nos hacen alcanzar nuestros sueños. Visualizar nos debe servir para no perder de vista nuestra meta y mantener la motivación.

      Muchas gracias por tus palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *