0

Cómo mantener la motivación para lograr objetivos a largo plazo

Comparte:Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

trabaja por ello

Alguna vez has intentado alcanzar un objetivo que necesitaba de un trabajo intensivo y gran cantidad de tiempo como: perder una cantidad importante de peso, terminar un programa de educación o entrenar para una maratón. Si es así, entiendes la importancia de esforzarse y elegir un objetivo a largo plazo. Como humanos, estamos programados para buscar y hacer actividades que nos brinden gratificación instantánea.

Operamos según lo que los psicólogos llaman “principio del placer”. El principio del placer es la fuerza primaria que hace que los humanos busquen satisfacción inmediata de sus necesidades, deseos y urgencias. Buscar objetivos a largo plazo es difícil porque no nos brinda recompensa inmediata. Nos pone en un modo de esperar. Cuando la gratificación tiene un tiempo de espera significativo (algo totalmente opuesto a la naturaleza humana), la motivación se reduce y disminuye los esfuerzos. Para ganar, debes trabajar duro, sacrificarte y sobretodo esperar. Puedes ver los errores que te impiden alcanzar tus objetivos personales en Gananci.

Entender y comprender la inevitable crisis motivacional que acompaña los logros más significativos es crítico para seguir el proceso y alcanzar tus objetivos. El 92% de personas no completan sus objetivos de Año Nuevo. Hay muchas razones por las que no seguimos con la búsqueda de alcanzar nuestros objetivos, pero el factor común es simplemente la falta de motivación. Permanecer motivado es clave para seguir el largo camino de lograr tus objetivos, especialmente cuando tu progreso es lento o se estanca.

Seguir un objetivo a largo plazo es un comportamiento contra-intuitivo, directamente opuesto a nuestros instintos humanos, en lugar de hacerte un lío en la cabeza por este proceso es mejorar ajustarte a él para fluir con nuestros impulsos e inclinaciones naturales. ¿Cómo? Actualmente es muy fácil. Aquí te mostramos 3 formas que pueden ayudarte a permanecer motivado y comprometido a perseguir tus objetivos a largo plazo:

1. Siempre celebra los logros pequeños, no importa lo pequeños que sean

Celebrar pequeños logros te ayuda a crear tu propio sistema de gratificación instantánea. Tu cerebro necesita ganar. Y necesita ganar seguido. Se ha encontrado que recopilar y reconocer los esfuerzos pequeños y logros diarios aumentaba la motivación de los trabajadores, incrementaba las emociones positivas y percepciones favorables de la organización, de su trabajo y de sus compañeros.

Los psicólogos han encontrado que cualquier logro (no importa lo pequeño que sea) activa el circuito de recompensa de nuestros cerebros. Cuando este circuito se activa, se liberan químicos claves que así nos dan un sentimiento de victoria y orgullo. Importantes para mantenernos motivados.

2. Mantén un registro de tu progreso y revisa cada logro

Mantener el registro de tu progreso es beneficioso por muchas razones. Primero, te permite ver tu progreso sobre el tiempo. Segundo, te permite saber precisamente qué funciona y qué no. El registro de tu progreso te permite ver los malos hábitos, abandonos y falta de motivación. El feedback frecuente incrementa tus oportunidades de lograr un objetivo específico y te ayuda a mantener el registro y ajustarlo cuando sea necesario.

Los expertos sugieren que debes encontrar una forma de registrar tu progreso y determinar tus pequeños logros para celebrarlos. También vas a poder evaluar tu desempeño semanal para saber cómo vas y celebrar todos los pequeños logros de la semana. Hacer seguimiento a tu progreso es también una gran manera de encontrar y mitigar obstáculos o problemas que puedan impedir tu progreso.

3. No te castigues por los descuidos y pequeñas fallas

Todos fallamos, caemos o tenemos algunos descuidos cuando intentamos lograr algo grande. Es parte del proceso. En lugar de fijarte en tus fracasos, debes aprender de ellos y enfocarte en tus éxitos. Aprende a perdonarte a ti mismo, levantarte y seguir para adelante.

Si constantemente te repites tus fracasos, te quedarás atrapado en ellos. Recuerda que ya no puedes hacer nada con cosas del pasado, solo debes enfocarte en tu presente y tu futuro. Entonces, si comiste tres donuts en el desayuno, te levantaste tarde y no fuiste al gimnasio o fallaste un examen. Ese incidente no determina tu éxito, reincorpórate y sigue moviéndote hacia adelante.

Mantener tu fortaleza mental y tenacidad durante un largo y arduo proceso es difícil. Sigue estos consejos para mantenerte la motivación y no caer. Celebrar los pequeños logros y apalancarte en las cosas que haces y consigues durante el camino, es clave para alcanzar el éxito.

Si te gusta lo que lees en mi blog ¡SUSCRÍBETE!

Llévate gratis la "Guía Anti-conflictos" + el "Test: descubre tu personalidad".

Tendrás acceso a toda la información del blog.

100% libre de spam. Prometido.

Comparte:Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Jose

Autor del blog EstoyDeAcuerdo.net. Ambientólogo en paro, emprendedor y blogger. Mi meta es ganarme la vida trabajando en lo que me gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *